martes, 5 de agosto de 2008

cuento de papini......reloj parado a las 7


En una de las paredes de mi cuarto hay colgado un hermoso reloj antiguo que ya no funciona. Sus manecillas, detenidas casi desde siempre, señalan imperturbables la misma hora: las siente en punto.
Casi siempre, el reloj es sólo un inútil adorno sobre una blanquecina y vacía pared. Sin embargo, hay dos momentos durante el día, dos fugaces instantes, en que el viejo reloj parece resurgir de sus cenizas como un ave fénix.
Cuando todos los relojes de la ciudad, en sus enloquecidos andares, marcan las siete, y los cucús y los gongs de las máquinas hacen sonar siete su repetido canto, el viejo reloj de mi habitación parece cobrar vida. Dos veces al día, por la mañana y por la noche, el reloj se siente en completa armonía con el resto del universo.
Si alguien mirara el reloj solamente en esos dos momentos, diría que funciona a la perfección... Pero, pasado ese instante, cuando los demás relojes acallan su canto y las manecillas continúan su monótono camino, mi viejo reloj pierde su paso y permanece fiel a aquella hor que alguna vez detuvo su andar.
Y yo amo ese reloj. Y cuanto más hablo de él, más lo amo, porque cada vez siento que me parezco más a él.
También yo estoy detenido en un tiempo. También yo soy, de alguna manera, un adorno inútil en una pared vacía.
Pero disfruto también de fugaces momentos en que, misteriosamente, llega mi hora.
Durante ese tiempo siento que estoy vivo. Todo está claro y el mundo se vuelve maravilloso. Puedo crear, soñar, volar, decir y sentir más cosas en esos instantes que en todo el resto del tiempo. Estas conjunciones armónicas se dan y se repiten una y otra vez, como una secuencia inexorable.
La primera vez que lo sentí, traté de aferrarme a ese instante creyendo que podría hacerlo durar para siempre. Pero no fue así. Como a mi amigo el reloj, también a mí se me escapa el tiempo de los demás.
...Pasados esos momentos, los demás relojes, que anidan en otros hombres, continúan su giro, y yo vuelvo a mi rutinaria muerte estática, a mis charlas de café, a mi aburrido andar, que acostumbro a llamar vida.
Pero sé que la vida es otra cosa.
Yo sé que la vida, la de verdad, es la suma de aquellos momentos que, aunque fugaces, nos permiten percibir la sintonía con el universo.
Casi todo el mundo, pobre, cree que vive.
Sólo hay momentos de plenitud, y aquellos que no lo sepan e insistan en querer vivir para siempre, quedarán condenados al mundo del gris y repetitivo andar de la cotidianeidad.
Por eso te amo, viejo reloj. Porque somos la misma cosa tú y yo......
********************************************************************************
anoche recorde este cuento gracias a mi hija.......hablaba por telefono con una amiga y le decia que me sentia como un reloj que se habia quedado parado en una hora y no habia forma de que mis minutos avanzaran..............al colgar un rato despues mi hija....me dijo abrazandome.......
-mama,aunque seas un reloj parado....tienes dos momentos de felicidad en tu vida.....como el cuento que nos contabas del reloj....... te acuerdas???....
el abrazo que di a mi niña fue casi para desmontarla...........ella tambien era un angel.....otro angel que venia a decirme que aun que no quiera vivir.....aunque crea estar parada en el espacio......hay momentos en los que formo parte del todo........y a eso debo agarrarme para seguir.........
.........gracias........a todos esos pequeños segundos que componen mi rueda del reloj........y a los ojos que se posan sobre el aun sabiendo que no funciona.....gracias hijos,por ser.....mis manecillas.....mi cuerda....mi vida

13 comentarios:

Mr.Crab dijo...

Así me siento yo también, el resto del mundo lo dudo mucho porque con los "reallity shows" tienen bastante. Me alegra saber que he vuelto y seguías andando, que no te habías parado, y que no funcionas a la perfección porque ese dia dejarías de interesarme. Un beso.

Marta Arrufat dijo...

TIC TAC TIC TAC, tempus fugit, compañera y eso no lo puedes evitar, lo que sí puedes es evitar perderlo y decidir tu hora, la hora de abrirte a nuevas sensaciones (joé parezco anuncio de coca-cola)a lo que me refiero es que no hay perder el tiempo pensando en que se detiene, porque no es cierto y si realmente lo crees es que tu angel negro te está engañando. Besos

bornne dijo...

Un cuento muy bonito.

Ayer, tu hija, marcó las siete en punto.

Un abrazo.

Merce dijo...

El abrazo de un hijo da muchísima cuerda...

Bolero dijo...

Por desgracia el tiempo no se detiene, siempre avanza, en nuestras manos está dejarlo parado o seguir su ritmo
Yo sigo el ritmo

Los abrazos de mi hija es lo mejor de mi vida sin lugar a dudas, ninguno se puede comparar

maukkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

JP dijo...

Precioso post.
Me encantó.
Un beso

Max dijo...

No comparto tu opinión cielo. No veo por ningún lado que seas un adorno inútil en la pared, entre otras muchas cosas, porque un adorno, sólo por el hecho de serlo, ya nos regala su presencia, su hermosura, una caricia a nuestra visión.
El viejo reloj quedó parado en una hora exacta del día, tú palpitas continuamente, tienes tus tesoros para alimentar la esperanza, la alegría ya la tienes a tu lado a diario en los ojos de tu hija. Tan sólo precisas una dosis de ilusión para cambiar el color de la lente por la que miras. Pon la mano sobre el corazón, mírate al espejo y grita a los cuatro vientos: ¡¡VIVO!!

Un abrazo muy fuerte, y muchos besos

jorge dijo...

El cuento es precioso, pero queda totalmente eclipsado por la reaccion de tu hija.

a veces la vida nos da menos de lo que estamos preparados para recibir.
Se acaba un periodo de tu existencia, ahora quieres que aparezca algo mas, ahora parece que la vida tarda en acordarse de ti.
Todo llegara, tu reloj no esta parado, por un espacio de tiempo iba a otra velocidad, te acoplaras.

Debes estar muy atareada, no escribes y no visitas mi casa. Que sepas que tu ausencia se nota, en mi casa tu reloj si marca todas las horas.

Dámaso Bahamondes dijo...

El tiempo ha sido uno de mis mas mortales enemigos, un dia te contaré el por qué

besos y gracias por pasar siempre por mi blog.

Yedra y Yago dijo...

Hace dos días hablaba de algo parecido con una amiga, me entró tal depresión.... que me puse a pensar en que tengo que renovarme del todo. Pero empiezo en Septiembre, dejaré que disfruten los mios de las vacaciones
Un beso
Yedra

Gonza dijo...

Qué maravilloso cuento!! Ya no veré a mi viejo reloj con los mismos ojos... creo que ya ni siquiera voy a mandarlo a arreglar... que se quede parado en esa hora especial como yo lo hago...

Saludos...

Anónimo dijo...

Genial post and this post helped me alot in my college assignement. Gratefulness you for your information.

Anónimo dijo...

Hіghest Yοga body гub, 1986:" Shakyamuni Buddha, in his book The Serpent Power, gives an exam? Faites-le aussi appara tre sur votre site Internet et dans vos news letters. Rio, voc n? Dentro del rea de su vida, y as?

My web-site: sensual massage in London