jueves, 23 de octubre de 2008

querida soledad


dime donde estas querida amiga soledad desde que te has ido
nada ha vuelto a ser igual
me perdí en el frondoso bosque de la pasión,
de las palabras bonitas,de las miradas tiernas
pero la cruel bofetada de la coherencia me ha despertado otra vez,
o quizá fuese el miedo..ya da igual,me desperté!
y me encontré con sus palabras que me animan a creer,
que la vida son dos días,que me gusta ser mujer,
pero mi verdad es otra yo no soy lo que se ve,
soy una niña perdida en un bosque de placer...
así que que recojo mis palabras si eso te sienta mejor,
recojo mis pasos para pedirte perdón,
porque no estoy preparada para llorar por amor....
vuelve habitar en mi alma y arrancame este sentimiento turbador,
que no me gusta......que me asusta,
porque no quiero pasar esa puerta,no quiero saber que esta abierta,
solo quiero volver a mi nueva & antigua normalidad
la que me gusta, en la que estabas tú , mi querida soledad

14 comentarios:

Más claro, agua dijo...

No dejes que el bosque te impida ver los árboles. Quizás alguno de ellos pueda darte la sombra que necesitas para asber dónde está la luz.

En todo caso, que nada ni nadie te impida ser dueña de tus propios deseos.

Besitos ;-)

Marta Arrufat dijo...

le pides perdón a la soledad por haberla traicionado?... pues debe llevar uunos cuernos... porque mi niña, por mucho que te empeñes... NUNCA ESTARÁS SOLA! ( y esta vez los puntos suspensivos, tocan)

Raúl dijo...

La de la soledad, es una falsa compañía. Nos transmite una aparente seguridad, para convencernos de que no debemos de abandonarla.

Flipo en octarino dijo...

Yo soy de las que piensan que si es para coger impulso se puede desandar... Creo que no es hacia la soledad... sino al lugar donde podemos ser esencia y luego zas!!! Volver a salir con más fuerza!!!!

Más claro, agua dijo...

Que Se Llama Soledad
(Joaquin Sabina)

Algunas veces vuelo
y otras veces
me arrastro demasiado a ras del suelo,
algunas madrugadas me desvelo
y ando como un gato en celo
patrullando la ciudad
en busca de una gatita,
a esa hora maldita
en que los bares a punto están de cerrar,
cuando el alma necesita
un cuerpo que acariciar.

Algunas veces vivo
y otras veces
la vida se me va con lo que escribo;
algunas veces busco un adjetivo
inspirado y posesivo
que te arañe el corazón;
luego arrojo mi mensaje,
se lo lleva de equipaje
una botella..., al mar de tu incomprensión.

No quiero hacerte chantaje,
sólo quiero regalarte una canción.

Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad.

Algunas veces gano
y otras veces
pongo un circo y me crecen los enanos;
algunas veces doy con un gusano
en la fruta del manzano
prohibido del padre Adán;
o duermo y dejo la puerta
de mi habitación abierta
por si acaso se te ocurre regresar;
más raro fue aquel verano
que no paró de nevar.

Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad.

Marta Arrufat dijo...

La soledad no es el silencio, es el reencuentro consigo mismo.
La soledad es vivir siendo loca para no volverse loca.
La soledad es el maestro que con el tiempo te enseña lo que fuiste, eres y serás.
Más vale vivir solo que rodeado de hipócritas.
La soledad es aquella que se refleja en tus ojos cuando te miras al espejo.
Soledad es ese hueco que pasa a través de tu alma.
La soledad no es nuestra enemiga, ella sólo es nuestra maestra.
Soledad ¿por qué temerla? ¿Es qué acaso temes estar contigo mismo?
La soledad es mejor, cuando la opción de compañía sólo provoca dolor.
No se sufre la soledad, se sufre el porqué de la soledad.
No es solo la amargura y tristeza, es también el coraje y la irracionalidad de la vida ante los ojos de quien causo la soledad. Simplemente ausencia sin motivos reflejados en la mente y soltados por la idea de un regreso.
Quién dice que la soledad, no nos enseña nada, es porque nunca la conoció en su totalidad, ella nos enseña lo horrible que somos, y nos conduce a la superación. La soledad está mas allá de toda compañía. Solo hay que saber mirar....
Estás solo sin lugar ni rumbo, pero te adentras en ti, aclarando tus dudas, entendiendo todo lo que no entendías, empiezas a saber la verdad y quienes te traicionaron, entonces descubres porque estás ahí, en la soledad.
La soledad es bella, cuando se esta en paz consigo mismo, te da la oportunidad de conocer a ese ser que ignoras dentro de ti , y si lo aceptas y reconoces, entonces ¡¡bella soledad!!

diariodeunamujersola dijo...

pues me atrevo a deciros a todos que a mi me gusta la soledad..de la materia..porque como dices marta sola no estoy,tengo un mundo lleno de maravillosos amigos y sobre todo mis hijos....asi que mi espirituesta lleno de sus mundos...de sus historias....del tiempo que lerobo altimpoqueno tengo para compartir cosas que no son materia que son del alma...y por ello porque vivo atraves,de muchas pocas vidas...necesito mi soledad...para sentirme segura como dice raul...aunque node forma aparente....porque yo aprendí a vivir sola...me gusta estar sola y ordenar mis pensamientos...me gusta el sonido del silencio...me gusta la caricia del viento...me encanta cuando la lluvia besa mis labios....soy feliz cuando mis pies descalzos hacen el amor con la arena...amo la soledad...y hace tiempo que no la siento y la necesito....la echo de menos
gracias a todos por responder....
besitos

Belén dijo...

Quizá lo que necesites es precisamente eso, estar con alguien para descubrir que... lo que quieres es estar sola :)

Besicos

eldelalámpara dijo...

............bueno......que así sea........cuando la soledad es uno mismo

Inma dijo...

Yo también amo la soledad para ordenarme, pero no creo que sea incompatible con la pasión. Cada cosa en su caja, y en su momento oportuno. Es necesario por supuesto tener tiempo para uno mismo, pero sin renunciar a nada.
Será que soy demasiado inconforme, pero yo lo quiero todo!
Besos

Alex dijo...

...hermoso texto...si señor...pero creo que no deberías pedir perdón por ser humana...por sentir...por temer...por descubrir realidades...a todos nos pasa, a veces...
...hay cosas que no podemos controlar...no debemos arrepentirnos por haberlas sentido...
...deduzco por tus palabras que algo se acaba...pese a que no va a haber más miradas tiernas...más palabras hermosas...seguro que él guarda un bello recuerdo tuyo...te animo a que hagas lo mismo...
...Romeo le dijo a Julieta...no llores, Julieta...no tenemos la culpa...tán solo, no era nuestro momento...

Kisses!

Max dijo...

Llorar un desamor siempre es lícito, refugiarte en la soledad podría ser un canto de libertad, un desahogo mental pasajero, una necesidad vital, o incluso un acto de cierta cobardía.
Pero si de verdad la añoras, es sencillo encontrarla.
En cualquier caso,te deseo felicidad ;-)

Y empieza por este finde, sin ir más lejos.

Besosss guapa

MARIO ALONSO dijo...

Hola amiga...

No te dejes seducir por los misteriosos encantos de la soledad, no te lo recomiendo. Cuando te atrapa es difícil salir... y el encanto se transforma en tormento, y se sufre... se sufre mucho.

Seguiré leyendo por aquí...

Un besote.

Alex dijo...

HABLO DE TU SOLEDAD.
MARIO BENEDETTI.

Hablo de tu infinita soledad
dijo el fulano
quisiera entrar al saco de tu memoria
apoderarme de ella
desmantelarla desmentirla
despojarla de su último reducto.
Tu soledad me abruma/ me alucina
dijo el fulano con dulzura
quisiera que en las noches me añorara
que me echara de menos
me recibiera a solas.
Pero sucede que/
dijo calmosamente la mengana/
si tu bendita soledad
se funde con la mía
ya no sabré si soy en vos
o vos terminás siéndome.
¿Cuál de los dos será
después de todo
mi soledad legítima?.
Mirándose a los ojos
como si perdonaran
perdonarse
adiós
dijo el fulano;
y la mengana
adiós.