miércoles, 2 de septiembre de 2009

una historia que contar....


Me dio un beso, sentí como sus fríos labios temblaban sobre mi frente, el brillo que despedían sus ojos los hacían parecer dos estrellas brillantes en medio de esa tormentosa lluvia que no paraba de caer…
-cierra los ojos-, me dijo, -que yo estoy aquí a tu lado…
-siempre??- Pregunte... –siempre, respondió casi susurrando y ambas cerramos los ojos en medio de esa furiosa lluvia que nos sorprendió…
Un calor insoportable en medio de la humedad me despertó, recuerdo que temblaba de manera compulsiva, quise despertarla pero no podía… mis gritos parecían atragantarse y mi voz apenas si se oía…el pánico había invadido mi pequeño cuerpecito sin saber cómo reaccionar, solo podía abrazarla y llorar… repetir su nombre sin cesar…. Un nombre que para mí era el de ella… mamá. Recuerdo que tome su mano y la apretó con poca fuerza… entonces de sus labios salió un –siempre- de repente ya no la oí mas…ni siquiera respirar, mis lagrimas se confundían con la lluvia … incesantes, abundantes… tormentosas.
Su cuerpo lo enterraron en una fosa sin nombre, sin flores… porque yo, poco sabia con 4 años… y ella no llevaba equipaje…
No puedo recordar nada mas de ella que, sus ojos brillando como estrellas… recuerdo sus manos suaves acariciar mi cabeza y su suave voz cantándome antes de dormir… nunca he querido saber más de mi historia… porque allí termino quien haya sido… allí fue donde nací, de una mujer que dió su vida por mi… que siempre está conmigo en cada minuto vencido del que he sacado fuerzas para seguir… en cada triste sonrisa… en cada lagrima alegre…
No sé si alguien más, puede recordar su nacimiento… tengo suerte... yo sí.
gracias por contarme tu historia... por enseñarme que vivir es mucho mas que acumular dias... por darme tu mano sin conocerme y abrir tu corazon ... gracias... a mis pasos por tropezarse contigo....

No hay comentarios: