martes, 5 de enero de 2010

lo que una amiga, no le dijo a un ... capullo!!

En ocasiones es complicado diferenciar lo bueno y lo malo de las personas...
porque solemos querer ver lo que nuestro corazón anhela...
solemos buscar lo que estamos dispuestos a entregar...
nuestra alma rota la pegamos con prisas, para recibir un nuevo amor...
y lo que nunca pensamos es que encontraremos un fuerte mazazo,
que nos vuelve a causar dolor...
Confundimos una rosa... sin espinas... por un capullo repleto de ellas...
Me dejé seducir por tus poéticas y según tú, proféticas palabras...
vacías de fondo y llenas de formas...
Quería exculparte, aun cuando tus espinas de indiferencia herían, mis manos ansiosas de acariciarte...
buscaba una pequeña verdad, entre las miles de mentiras que construiste... pero fue imposible hallarla... porque ahora sé, que no sé quién eres... tan solo un espectro que simula ser humano... un proyecto inacabado de un hombre inventado...
una rosa no....! un capullo!!
Me perdí en la oscuridad de tu luz... falsa también... y no me mal interpreten, no me quejo, porque fui la jardinera de mis propios dilemas...
no supe ver que entre las dunas no asoman rosas... si no cactus secos, en el desierto árido de los latidos de tu corazón... Y es el cansancio del recorrido... que engaña los ojos del alma... dibujando oasis, en horizontes inexistentes... que me hicieron creer que, un capullo, reseco en sus espinas.... puede convertirse en una rosa, en medio de las dunas...
Y me siento tan perdida en las mentiras que no se a quien culpar... a mis ojos!?!... a mi alma!!...? o al gusano de seda, seco en su envoltura... o sea ... al capullo!
Hoy, entrego mis sueños cargados de tus mentiras... al fuego incesante del olvido... porque no mereces estar en mis recuerdos... porque no sé lo que eres... un hombre ya sé que no...
Humano, casi lo dudo... quizá solo un pobre gusano acomplejado, porque nunca pudo convertirse en mariposa… simplemente se quedo escondido en su capullo.
Ahora vuelvo al rompecabezas de mi vida... en el que al menos todo es verdad... en el que tu, ya no existes... en el que no jugaras ... más!
Y vuelvo con mis manos limpias... mi cabeza alta... y mi corazon dispuesto a volver a reir... porque yo he jugado limpio... podrias tú decir lo mismo???.... yo creo que no, asi que.... Adios!

2 comentarios:

maile dijo...

Hay muchos capullos por ahí sueltos. Lo malo es que se disfrazan de sabe Dios qué, y nos engañan. Sólo los reconocemos cuando nos pinchamos con alguna de sus espinas.
Lástima.

Adrián Hernández Ballesteros dijo...

Ufff... cuánto daño nos hace pensar que hay gente buena o mala, capullos o ángeles... en mi opinión solo nos equivocamos de número de zapatilla... Tal vez esa zapatilla le encaje a otra persona... por esos las zapatillas son malas? No simplemente no son para nosotros. Ánimos mujercita... estoy seguro que sola no estás en esta vida.

http://deseoiluminar.blogspot.com/2009/09/zapatillas.html