lunes, 4 de enero de 2010

todo un mundo....


Soy un planeta a punto de estallar... con mis construcciones morales y emocionales...

mis edificios de dudas y planes, con mis muros de miedos ...

diseñados para proteger lo que ya no existe...

Soy un mundo de grúas que intentan levantar mi orgullo, mi esperanza y eso a lo que llaman dignidad...

mi mundo es un planeta sin bosques de pasión, tan solo algún que otro árbol plantado con verdadero amor, que se agarra a mi suelo sin dejarse arrancar por las devastadoras horas llenas de sombras... de soledades turbulentas ....

de luces deslumbrantes que lejos de aclararme la visión, la nublan, con su brillo cegador... porque... como adaptarse a la luz, después de tanta sombra?...

como aprender a saciarse, cuando solo se sabe sentir sed?...

de a poquito me dijo una voz salida del interior devastado...

de a poquito podría volver a nacer...

nacer desde dentro, desde donde los muros no existen, donde lo tácito es irreal,

donde solo se siente sin mas...

nacer desde el fondo de todos mis miedos, de todas mis luces y llenar mis sombras sin silencios y dejar los silencios sin frío... nacer significa olvidar lo que fue y volver a ser...

mi abuela decía cada persona es un mundo y cada mundo un universo de caminos y posibilidades...

por ello mi mundo sera mi universo y mis muros no serán, mis tejados no tendrán tope...

porque quiero que la luz no tenga tregua de sombras...

que entre a todo rincón de materia y lo inunde... que la oscuridad se esconda tras su brillo

y así asomarme entre mis nuevos días...

en mi nuevo mundo sin divisiones ni restas... solo días para vivir, horas para sentir... cielos por descubrir.

No hay comentarios: