sábado, 22 de enero de 2011

un día te das cuenta....


Un día te das cuenta que todo lo andado te pesa en la mochila y que el peso que llevas no te deja avanzar, muchas veces te das cuenta que quizá no eres un superhéroe y que no tienes nada que demostrar, que eres exactamente como tienes que ser, quizá ni siquiera es cómo quisieras, simplemente eres lo que hay, el resultado de tus callos, la rareza de tus cicatrices, la dureza de tus ojos, la ternura de tus palabras… eres un simple resultado de mil circunstancias… y eso exactamente es tu riqueza, tu particularidad, tú.

Un día te sientes prisionero de tus hechos y palabras, de tus pasos y tus triunfos, sientes ganas de correr y de esconderte, de callar hasta olvidarte las palabras que justifiquen… este, mi estado… porque no podría explicarlo; para que hacerlo, si soy consciente que no tengo ni idea de lo que me ocurre y así llevo meses, incapaz de centrarme, de encontrar mi camino, de saber lo que quiero, lo que espero u anhelo, porque mis sueños se han desvanecido como el humo del “cigarrito” que tengo a mi lado, pero ya no tengo rabia, ni siquiera miedo , ahora tan solo me embarga la incertidumbre de quien seré cuando me encuentre… cuanto dejare atrás, sin saber lo que he perdido, pero es grato saber que todos los caminos de mi vida me llevaron hasta aquí… porque dentro de toda la niebla hoya ha sido un día maravilloso con mis hijos , hay muchos de esos días por suerte pero hoy lo he notado, lo he sentido, no era un día mas de risas tontas, pelis juntos, manta y sofá… no sé porque hoy, porque sé, que a su lado soy feliz… solo que hoy lo he notado, hemos superado juntos con humor cada instante de fricción, ya no soy yo, hace mucho que lo sé, pero es bueno siempre recordarlo, somos una familia, estamos juntos en ello y todo va bien… hay mayor felicidad que eso?... como puedo tener miedo!!!, si cuento con un buen equipo, Dios, mis hijos y yo… así que esperare a que sople el viento y se lleve esta niebla… para poder seguir … andavant