lunes, 16 de enero de 2012

lunes,16


Creo que la casualidad o accidente es solo la forma que tiene el universo de indicarte la dirección.
llevo unos días dándole vueltas... porque me pasan determinadas cosas?, no he encontrado la respuesta no soy ninguna iluminada, pero he ligado algunas casualidades que no me llevan a ningún lado sé que me llevaran... bueno o malo eso siempre es relativo
Si una cosa me ha enseñado ésta era de la comunicación es que basta dar un clic para estar en todas partes y no estar en ninguna... quieres hablar con amigos, familiares, compañeros, nuevos conocidos de la red, etc... hablas tanto con la misma gente y escuchas sobre las mismas cosas que todo se llega a convertir en vacuo... o quizá sea que soy una insatisfecha patológica... o quizá solo sea que no encuentro mi sitio en la rutina... no lo se, lo que se es que esta sera mi única ventana virtual, todo lo demás lo quiero sentir, ver, oler... no quiero ser esclava de la vida... quiero disfrutarla... volverla a descubrir en nuevos rostros... nuevas historias, nuevas perspectivas, nuevas formas de disfrutar la vida, sin prisas, sin escaparates...
no estoy aquí por casualidad, no es casual todo lo que ha pasado... tenia que estar aquí... tenia que aprender a soltar el peso de mi mochila y dejarla vacía otra vez, no niego ha sido el miedo que ha ralentizado mi retirada... tenia miedo a no saber comenzar, pero ya no...
ahora si quiero avanzar!
se que es lo que me pide el alma...
se que es lo que me devolverá la calma


2 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces el valor es muy cobarde y se necesita el impulso de la nada, a veces donde no se encuentra nada aparece un detalle que te llena. No abandones esta estatua silenciosa, está más fría cuando pasas sin mirarla, si regalas solamente una sonrisa, la estatua te responde si la mimas. Que la estatua fría del blog permita que sigas disfrutando. Un burbubeso amiga J.

Anónimo dijo...

el universo siempre nos está hablando...aveces, algunos, durante unos instantes, queremos escuchar, a eso lo llamo yo, instantes iluminadios...claro que las casualidades no existen...